Un descubrimiento que nos haría más longevos.

David Sabatini y Michael Hall, son los nombres de los científicos que habrían logrado descifrar cómo la restricción calórica en el sistema, sería capaz de promover la longevidad en animales alargando la vida de estos.

La rapamicina, una moléucla una molécula encontrada en la Isla de Pascua, podría ser capaz de alargar la vida de ratones, moscas y gusanos, logrando prevenir así enfermedades como el cancer que se presenta en roedores, cuadrúpedos e incluso el mismo ser humano.

La proteína mTOR, por sus siglas en inglés, sería capaz de funcionar como un interruptor, el cual se encendería ante la presencia de nutrientes en el organismo, permitiendo el crecimiento celular de células anómalas, las cuales descencadenarían en tumores malignos a una edad ya avanzada. es ahí en donde la rapamicina entraría en acción, pues esta molécula sería capaz de bloquear este proceso, producido por la mTOR.

Desde los años 30, un equipo médico estadounidense había descubierto que los ratones eran más longevos si comían menos. Los científicos Sabatini y Hall, habrían llegado a la conclusión de que el mecanismo de la rapamicina podría exactamente equivaler a lo ya descubierto en 1935: Comer menos y vivir más.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *